jueves, 6 de noviembre de 2008

Que

Tengo que reencontrarme con un cuaderno, reconciliarme con mi letra y perdonar a mi ortografía, disculpar mis distracciones y mirar fijo el reloj sin pedirle disculpas ni pedirle que se detenga o se adelante.
Debo ver bien el papel y descubrir lo que saldrá de mi mente, sentir que los colores no son solo eso, que existen las patinas y un sinfin de combinaciones.

1 comentario:

Franeli... dijo...

en realidad, los colores cobran un significado personal con las palabras. Nadie más que yo podrá entenderlos.
Además, todo es tan subjetivo, que cada uno muta lo que quiere.
♥besitos :*