jueves, 29 de mayo de 2008

Si, es una gran indirecta


Primero me remuerdo por dentro, me reprocho a mí y al mundo inmediato; vivo una pequeña agonía , sufro por dentro y sigo maldiciendo ; luego llega, se arregla el panorama y los ojos vuelven a brillar,dos palabras y ya estoy conforme, no me importa nada de los agónicos momentos anteriores; y comienzan los silencios, las respuestas incompletas, insatisfactorias y entonces es como si hubiese resolana, y luego comienzan los truenos, unas especie de ira un poquito de desasón uno queda con un poquito de amargura; intento callar el silencio, pero hay problemas con un tercero (in-animado) , entonces mi conformismo me dice que ya llegó, entonces digo las palabras del adiós, y para aumentar la "rabia" ahora fluyen las palabras, es increíble el porque la gente al decir adiós atina a hablar (me carga) /y aveces yo también soy así.

1 comentario:

telegram dijo...

si, es re penca eso, pero el oscar quizá tuvo razones, aveces uno no sabe que está pasando al otro lado del computador.